martes, 17 julio 2018
Buscar Aqui
Ciudad y Estado
(ej: Miami, FL)

Últimos Artículos

A feed could not be found at http://negocio.us/negocio/feed/

Tipos y Reglas en Negocios E-mail

Hay dos Tipos Principales de Procesos de Negocio:

Procesos Centrales - Estos procesos dan el valor al cliente, son la parte principal del negocio. Por ejemplo, “Repartir mercancías”

Procesos de Soporte - Estos procesos dan soporte a los procesos centrales. Por ejemplo, “contabilidad”, “Servicio técnico”.

Los procesos de negocio consisten en subprocesos, decisiones y actividades.

Un subproceso es parte un proceso de mayor nivel que tiene su propia meta, propietario, entradas y salidas.

Las actividades son partes de los procesos de negocio que no incluyen ninguna toma de decisión ni vale la pena descomponer (aunque ello sea posible). Por ejemplo, “Responde al teléfono”, “Haz una factura”.

Un proceso de negocio es usualmente el resultado de una Reingeniería de Procesos. El modelado de procesos es usado para capturar, documentar y rediseñar procesos de negocio.

Esto facilita el acercamiento y el acuerdo con los clientes, mejora la motivación de los empleados y existe una mayor facilidad para responder a cambios en el contexto.

Para aplicar los procesos se deben tener claras las tareas, una estructura jerárquica y una tendencia a la interacción y comunicación vertical.

Reglas de Negocio

Reglas de negocio es la colección de políticas y restricciones de negocio de una organización.

Un ejemplo de reglas de negocio sería:

"Un cliente al que facturamos más de 10.000 al año es un cliente de tipo A"

"A los clientes de tipo A que se les aplica un descuento del 10% en pedidos superiores a 3.000"

Las organizaciones funcionan siguiendo múltiples reglas de negocio, explícitas o tácitas, que están embebidas en procesos, aplicaciones informáticas, documentos, etc. Pueden residir en la cabeza de algunas personas o en el código fuente de programas informáticos.

En los últimos años se viene observando una tendencia a gestionar de forma sistemática y centralizada las reglas de negocio, de forma que sea fácil y sencillo consultarlas, entenderlas, utilizarlas, cambiarlas, etc. Para ello se puede utilizar un motor de reglas de negocio.

 

 
Latinos